Portada | Mapa del sitio | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enregistrer au format PDF | Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Diálogo a la luz de un cuenco


DIÁLOGO A LA LUZ DE UN CUENCO

¿Has pensado alguna vez que eres cuenco?

¿Por qué lo dices? No acabo de entender lo que planteas…

Sí, cuenco. ¿Sabes lo que es un cuenco?

Claro que lo sé.

¿Qué es lo que caracteriza al cuenco?

Bueno, que es útil. Nos sirve. Nos ayuda en nuestra cotidianeidad.

No vayas por ahí. Me refiero a qué hace que el cuenco sea cuenco.

Bueno… es cuenco porque no es otra cosa. Yo sé si algo es un cuenco cuando lo veo.

¿Y qué tienes en la mente que te hace distinguir eso?

Pues un objeto que sirve para echar algo dentro. No sé si está muy bien dicho, pero me entiendes.

¡Exacto! Te entiendo. Vas atinando. ¿Es lo que echas en el cuenco lo que le hace ser cuenco?

Creo que no.

¿Por qué?

Porque un cuenco, al comienzo, está vacío.

¡Exacto! ¡Exacto! ¿Pero podrías decir que al estar vacío es un cuenco imperfecto, incompleto? ¿Podrías decir al ver un cuenco vacío que es “medio cuenco”?

Es un cuenco, aunque esté vacío.

Estamos de acuerdo. Vamos a dar el paso definitivo… El cuenco, que es totalmente cuenco estando vacío, para qué ha sido creado? ¿Cómo haré que el cuenco sea lo que realmente es? ¿Lo pillas?

Creo que sí… El cuenco ha sido creado para ser llenado. Es verdad que puedes utilizar un cuenco como decoración en el salón pero… el cuenco está para ser llenado, ¿no?

Lo has pillado. Exacto. El cuenco, que es cuenco sin duda estando vacío, sólo lo es plenamente cuando es llenado. Y lo mejor de todo es que no se puede llenar a sí mismo…

¿Por qué me cuentas esto?

Porque el hombre, tú y yo, somos como ese cuenco. Nuestra esencia es el vacío a la espera de ser llenado. ¿Tú tienes pareja?

Sí.

¿Piensas que estás incompleto sin ella?

No.

Pero ¿a que su amor te plenifica, te hace ser mejor, te hace ser más tú, el mejor tú?

Sin duda.

Su amor es gratuito, su amor se te da, su amor se te derrama… y eso lo hace absolutamente clave. Porque sólo en el otro, soy plenamente.

Eso me suena a Dios…

Veo que tu cabeza y tu corazón se han abierto.

Un cuenco…

Un maravilloso cuenco, vacío, que, lo sepa o no, sólo será plenamente cuando el Otro, todo Amor y todo Gratuidad, se vierta apasionadamente para llenarlo.

Diálogo a la luz de un cuenco

« abril de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
 

Próximamente...