Portada | Mapa del sitio | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enregistrer au format PDF | Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Dinámicas para romper el hielo en Catequesis y reuniones de grupo


Dinámicas para «romper el hielo» en catequesis y /o reuniones de grupos

La catequesis de iniciación es, así, el eslabón necesario entre la acción misionera, que llama a la fe, y la acción pastoral, que alimenta constantemente a la comunidad cristiana. No es, por tanto, una acción facultativa, sino una acción básica y fundamental en la construcción tanto de la personalidad del discípulo como de la comunidad. Sin ella la acción misionera no tendría continuidad y sería infecunda. Sin ella la acción pastoral no tendría raíces y sería superficial y confusa: cualquier tormenta desmoronaría todo el edificio.

Directorio General para la Catequesis, n. 63.

* * *

En este artículo recopilamos una docena de dinámicas útiles para utilizar en las sesiones de catequesis. Su objetivo fundamental es procurar que los catecúmenos que forman el grupo, rompan el hielo los unos con los otros, y sea más efectiva la acción catequizadora, ya que fomentamos el aprendizaje cooperativo.

* * *

1. Quita la silla

Todo el mundo caminando, cuando el director de la orden todos se sientan pero se quita una silla, el que quedo sin silla se sienta encima de alguien (o sale del juego).

Así se continúa: sucesivamente se quitan 2, 3, 4, etc. hasta que queden 2 sillas y todos sentados uno encima del otro (o hasta que quede uno solo).

* * *

2. El gusano

Todos dan vueltas en círculo y se van acercando poco a poco hasta quedar todos pegaditos.

El catequista da la orden de sentarse y todos se tienen que sentar en las piernas del compañero.

Luego ordena dar un paso con el pie derecho hacia delante, después con el pie izquierdo, y, por último, un paso hacia atrás. Si uno se cae se caen todos.

* * *

3. El escudo

Se da a cada participante un papel en forma de escudo en donde va a escribir lo más resaltante de su personalidad.

Después otra persona del grupo lo lee.

* * *

4. La pecera

Se forman dos grupos en círculo, uno en el medio y otro por fuera.

Los del medio quedan inmóviles, mientras los de fuera se mueven en la dirección de las agujas del reloj, cada vez que el catequista da la orden.

Las parejas de catecúmenos que queden enfrentadas han de mantener una conversación sobre cualquier tema, pero no pueden quedar callados.

* * *

5. La verdad

Todos los miembros del grupo se sientan en círculo, salvo un miembro que ocupa una silla en el centro.

La persona que esté en el centro promete decir: “solamente la verdad” a cualquier pregunta, durante determinado tiempo.

Cualquiera del grupo puede hacerle preguntas y él responde.

Después ocupa otro su lugar, hasta que haya pasado todo el grupo.

* * *

6. La clasecita

El catequista establece por sorteo un orden entre los miembros del grupo y entrega a los participantes un tema sobre el cual deberá exponer sus ideas durante 2 o 3 minutos.

El participante posterior le dará una puntuación y escogerá un concepto que haya tratado el expositor.

Se continúa hasta terminar con todos.

Esta dinámica sirve para integrar el grupo cuando sus componentes tienen dificultades de expresión.

* * *

7. Mejorar el aula de catequesis

Se invita a las catecúmenos a reconocer el sitio en el que van a tener lugar las sesiones de catequesis y a buscar algo (un cuadro, un libro, una planta, etc.) que le haya llamado la atención, durante 5 minutos.

Después se presenta qué escogió y por qué. El catequista puede hacer otras preguntas.

La dinámica puede terminar con una puesta en común de todos sobre cómo mejorar el local.

* * *

8. Los curiosos

Se solicita la colaboración de 4 o 6 voluntarios que sean curiosos.

Pasan delante del grupo.

Se les pide que, por medio de preguntas, ayuden a todos a descubrir qué tipo de personas forman el grupo.

A cada pregunta de los curiosos a un miembro del grupo, se ha de responder sinceramente.

Esta dinámica ayuda a conocer qué características personales destacan en los catecúmenos.

* * *

9. Baberos

Cada catecúmeno escribe en una hoja grande, su nombre y algunos detalles de sí mismo (edad, gustos, frases, etc.).

Se lo coloca el en pecho, como baberos. Después se pasean por la sala, procurando relacionarse con los demás y leer lo escrito por los otros.

Ayuda a los catecúmenos a familiarizarse con el grupo.

Recordad que es necesario tener hojas grandes, lápices, clips o imperdibles.

* * *

10. La máquina del tiempo

Cada catecúmeno debe pensar de qué acontecimiento de la Historia de la Humanidad le hubiera gustado ser testigo. Después ha de exponer cada uno el porqué de su elección.

* * *

11. Cualidades

Todos los catecúmenos se sientan en círculo, y cada uno piensa las cualidades de su compañero de la derecha.

Las escribe en un papel, indicando su nombre y el del compañero. Se meten todas las papeletas en una caja, y después se sacan y se leen.

Fomenta la relación sincera entre los miembros del grupo.

Puede repetirse, cambiando de lugar los participantes.

* * *

12. Canciones

Se pide a cada participante, pensar en el título de una canción que le guste.

Con ella se va a presentar en el grupo y va a decir por qué la escogió.

Se le pueden hacer algunas preguntas.

También se puede hacer con películas, personajes o series de televisión, libros, juegos de ordenador, etc.

Tiene mucha utilidad para que el grupo se integre en gustos y aficiones comunes.

Dinámicas para romper el hielo en Catequesis y reuniones de grupo

« julio de 2018 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5
 

Próximamente...