Portada | Mapa del sitio | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enregistrer au format PDF | Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

El Señor es mi pastor


Un famoso actor y el Salmo 23

Cuenta el cardenal Laghi, prefecto para la Educación Católica: «Al final de una cena, en un castillo inglés, un famoso actor de teatro y cine entretenía a los huéspedes declamando textos de Shakespeare. Después se ofreció para declamar otros textos. Un sacerdote preguntó al actor si podría recitar el Salmo 23.

"- Sí,lo recitaré a condición de que después lo recite usted", respondió el actor.

El sacerdote accedió. El actor hizo una bellísima interpretación con una dicción perfecta: "El Señor es mi pastor, nada me falta, etc." Los invitados, al final, aplaudieron vivamente.

Después llegó el turno al sacerdote. Pero esta vez, cuando terminó, no hubo aplausos, sólo un profundo silencio y el inicio de lágrimas...

El actor se mantuvo en silencio durante unos instantes. Después se levantó y dijo: "Señoras y señores, espero que ustedes se hayan dado cuenta de lo que ha sucedido aquí y ahora. Yo conocía el Salmo 23 y he recitado el texto, pero este sacerdote, además de recitar el texto, conoce al Pastor."»

Directores de cine y de teatro, de fama mundial, afirman que: hay grandes actores que recitan un texto, aprendido de memoria, pero que no han sabido meterse dentro del espíritu del mensaje; son lectores de palabras, pero no de la vida ni de los sentimientos que ellas encierran y transmiten.

Hay personas que leen una partitura musical; otras que, leyendo la misma partitura, escuchan ya la música.

Proclamar la palabra de Dios no es una voz, un mero recitar, una entonación, un oficio... sino ponerle alma, vida, corazón...

Alimbau, J.M. (1998). Palabras para momentos difíciles. Barcelona: Ediciones STJ.

El Salmo 23 registra el pensamiento reflexivo de un hombre anciano que era un pecador perdonado.

Hay un libro escrito por E. B. Myers que se llama “El Salmo del Pastor” y describe el Salmo 23 como un credo y dice: “Este es mi credo, no necesito y no deseo nada más. Lo aprendí de los labios de mi mamá, lo he repetido cada mañana, cada vez que me he despertado. Y aún así todavía no lo entiendo, estoy empezando ahora a comprender su significado infinito y me llegará la muerte y aún no habré terminado mi tarea, pero por la gracia de Jesús me aferraré a este Salmo como mi creo y me esforzaré por creerlo y vivirlo, porque yo sé que me guiará hacia la cruz, me guiará a la gloria”.

El Señor es mi pastor

« mayo de 2020 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
 

Próximamente...