Portada | Mapa del sitio | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enregistrer au format PDF | Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Hubo un día


Hubo un día en que sellaron tu corazón y tu mente con un aceite sagrado y te hicieron rey. Como la nieve que cubre la vista millones de copos de bendiciones pintaron tu alma blanca, con la pureza y la luz más deslumbrante que puedas imaginar.

Te hicieron guerrero para enfrentarte a virus, a decepciones, a injusticias, en luchas imposibles; te hicieron David que vence al gigante Goliat con tan solo la pequeña piedra de su valor.

Hubo un día en que te tomaron de la mano y firmaron un gran pacto contigo: “Serás la luz y el sol y el calor y la música y el fuego y la salud para este mundo herido y oscuro”.

Hubo un día en que prometieron que el océano del mal no te haría daño. Porque naciste dos veces: una del agua rota de las entrañas de tu madre y la siguiente del agua bendita que hace a los humanos inmortales.

Hubo un día en que marcaron tu frente con la señal del Nazareno y así te convertiste en una luz andante que debías conservar, compartir y hacer grande cual falla valenciana.

Hubo un día en que entraste a formar parte de un pueblo de valientes que trabajan día y noche, día y noche, día y noche, por un mundo distinto en el que Dios reine muy alejada de fósiles palabras y ritos muertos.

Hubo un día en que te bautizaron. Recuérdalo. Recuerda quién eres (Toño Casado)

Hubo un día

« abril de 2021 »
L M M J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2
 

Próximamente...