Portada | Mapa del sitio | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enregistrer au format PDF | Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Las Garduñas


Lerma, 7 de junio

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

SIN MIEDO A LAS GARDUÑAS

Ayer por la noche, antes de dormirme, empecé a oír unos ruidos. Al principio pensé que Sión o Israel estaban haciendo algo, y que por algún motivo se estaban acostando más tarde. Pero cada vez eran ruidos más fuertes, que en ocasiones sobresaltaban. Salí a ver qué pasaba, y nada, no había nadie.

Esta mañana me he encontrado con Lety y me ha preguntado:
- ¿Oíste por la noche a las garduñas?

- ¡Las garduñas! ¡Era eso! Sí, sí que las oí... -respondí.

Hacía tiempo que no se paseaban por los tejados y ya ni me acordaba de su presencia.

Si no has oído hablar de ellas creerás que te estoy hablando de un ser que no existe, tipo "gamusinos"... Yo pensé lo mismo la primera vez que mencionaron su nombre, pero, por el ruido que hacen, ya me he convencido de que son reales.

Las garduñas son unos pequeños depredadores nocturnos que cazan por la noche. Yo nunca las he visto, y casi nadie lo ha hecho, pues desaparecen con la luz del día.

Seguro que en tu casa también hay "garduñas": esos ruidos que aparecen cuando cae la noche en el silencio de tu habitación, cuando sientes la soledad y te encuentras contigo mismo. Por la noche se oyen ruidos que nos hablan de miedos, y muchas veces terminan en lágrimas. El miedo caza por las noches, como las garduñas, y hace ruido (a veces, mucho ruido), pero resulta que nunca lo vemos.

La garduña del miedo nos habla normalmente de nuestro futuro y se aprovecha de que tenemos "las defensas bajas": por la noche bajamos las armas y todo tipo de protección. Muchas veces nos despierta o simplemente no nos deja dormir. Ante su ruido, respondemos dando vueltas a lo que nos dice o haciéndonos pequeños. Pero siempre llega el día, y con ello, la realidad; realidad con dificultades, sí, pero tendrás la gracia que necesitas para afrontarlas.

El miedo te engaña en tu pasado y en tu futuro, pero no en el presente, que es aquello que existe.

Sin embargo, Cristo está en tu presente, es Él el que te agarra fuerte de la mano y enciende la Luz. A Su lado el miedo se transforma en paz, no en ausencia de problemas. Vives desde la certeza de que Él te cuida, de que va a salir por ti siempre. Las garduñas sólo asustan, Cristo siempre actúa a tu favor.

Hoy el reto del amor es dejar a un lado el miedo y vivir consciente el momento presente. Da la mano a Cristo y verás cómo todo es diferente. Manda un WhatsApp a esa persona que te da miedo, deja que el Amor sea el que lleve tu vida.

VIVE DE CRISTO

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

©Producciones es El- Vive de Cristo (Dominicas Lerma) Prohibido cualquier reproducción para uso comercial. Solo se permite un uso para actividades de evangelización siempre que se publiquen sin ningún tipo de modificación

Tomado de RELIGION EN LIBERTAD

Las Garduñas

« octubre de 2017 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5
 

Próximamente...