Portada | Mapa del sitio | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enregistrer au format PDF | Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Origen del Mes de Mayo o de las flores


Mayo, mes mariano

1.- Un mes dedicado a María.

Son muchas las iglesias cristianas que tienen un mes dedicado a María. El rito bizantino tiene el mes de agosto, centrado en la solemnidad de la Dormición de María (Asunción). Los coptos celebran a María en torno a la navidad.

El mes de mayo, en occidente, se ha impuesto como mes de María sin una referencia litúrgica.

En mayo eran los ludi floreales o florealia, fiestas florales en honor de Flora Mater, diosa de la vegetación. Había la costumbre de escoger a una joven como reina de la primavera. Además existían justas poéticas. El intento de superar y cristianizar un mundo pagano posiblemente está a la base de dedicar el mes de mayo a María, aunque no haya una razón litúrgica para ello.

En Europa se va perfilando poco a poco el mes de mayo como mes de María:

* Alfonso X el Sabio en sus Cantigas ve el mes de mayo como un momento de devoción mariana.

* En Paris, en el siglo XIV, los joyeros de la ciudad llevan a Notre Dame un ‘mayo’, planta adornada con piedras preciosas.

* En Roma, San Felipe Neri enseñaba a los jóvenes a hacer obsequios a la Virgen (adornar con flores su estatua, rezar, hacer actos de virtud).

* En Alemania aparecen cantos marianos para el mes de mayo.

En resumen, mayo se ha impuesto en occidente como el mes dedicado a la Virgen. No se da una referencia fuerte litúrgica que apoye esta devoción. Más bien hay que pensar en una ‘cristianización’ de unas fiestas paganas de exaltación de la naturaleza y de la feminidad.

2.- Ventajas e inconvenientes.

* Los inconvenientes proceden de la falta de una teología de fondo que apoye esta devoción popular. En la actualidad, con la reforma litúrgica, la mayoría de los años, el ciclo pascual, central y muy denso en contenido, impide una referencia litúrgica a la Virgen.

* Las ventajas están del lado de que el pueblo cristiano se ha dado una referencia amplia en literatura mariana para el mes. Y así se ha convertido en una ocasión catequética para profundizar la verdadera devoción a María y para una revisión de la vida cristiana. Hoy el mes de mayo es una oportunidad de revitalización en la fe. María sigue diciendo en este mes a muchos creyentes: “Haced lo que El os diga”.

3.- Otros meses marianos.

* El mes de septiembre. Dedicado a la Dolorosa, fue promovido por los Siervos de María. Se insistía en la compasión de María en los sufrimientos de su Hijo en la Cruz. Todo el mes estaba centrado en la fiesta de la Virgen de los Dolores (hoy el día 15 de septiembre) y se popularizó la práctica de rezar los ‘Siete Dolores’ de la Virgen.

* El mes de octubre. Es el mes final de la recolección. Su sentido mariano le viene de la fiesta del Rosario (7 de octubre), por eso muchos le llaman el ‘mes del rosario’. La fiesta del rosario recuerda las victorias de los cristianos atribuidas a María, bajo los títulos de: Reina de las Victorias, Auxilio de los cristianos, Reina del Santo Rosario. Las apariciones de Lourdes y el mandato de la Virgen de rezar el santo rosario impulsaron el mes de octubre como mes del rosario.

4.- Orientaciones para la celebración mariana del mes de mayo.

* El hecho de que el mes de mayo no tenga consistencia litúrgica no debería llevar a eliminar su celebración, bajo pretexto de un puritanismo ideológico. Alto tan arraigado como la devoción popular que dedica el mes de mayo a la Virgen no puede ser suprimido sin más. Muchos se han encontrado de nuevo con el Evangelio precisamente a través de la devoción a María.

* Es importante que la devoción mariana no quede al margen del tiempo litúrgico y de su celebración.

* En muchas ocasiones habrá que evitar yuxtaposiciones. La liturgia marcará unos textos que hay que seguir y conviene no hacer mezclas en las quela verdad quede deteriorada. Las celebraciones de la palabra o paraliturgias dan oportunidad para resaltar aspectos que la liturgia del tiempo pascual no permite.

* La ‘Marialis cultus’ es muy clara cuando dice: “El año mariano ha de intentar ver a María en relación con la historia de la salvación, es decir, con la celebración del misterio pascual de Cristo... Así pues, la catequesis y la oración estarán orientadas a la existencia pascual de Cristo y a la novedad del Espíritu” (MC 35).

* Se trata, pues, de presentar a María como modelo de creyente y como Auxiliadora del pueblo cristiano.

5.- Modos de celebración del mes de mayo.

Ponemos, a continuación, algunos modos de celebración del mes de mayo.

a)
- Rezo del santo rosario.
- Lectura breve mariana, a modo de catequesis, en la que se ofrece a los fieles la consideración de un aspecto de la fe de María.
- Proposición de una acción buena (‘florecilla’), a realizar durante el día, en honor de María y que nos recuerde las exigencias de la vida cristiana (es la costumbre que inició San Felipe Neri y Don Bosco hizo suya).
- Peticiones.
- Canto o recitación del Avemaría o la Salve.

b)
- Rezo del santo rosario en común.
- Tiempo de oración personal ante la estatua de María.
- Canto de la Salve u otro.

c)
- Centrarse en la recitación del santo rosario; hacer una reflexión u homilía a cada uno de los misterios.

d)
- Celebración de la palabra con este esquema: * Canto * Reflexión sobre uno de los títulos de las letanías. * Tiempo personal de oración. * Peticiones. Terminar con el Avemaría. * Canto de la Salve.

e)
- Celebración de la palabra siguiendo el “Misal de la Virgen María y el Leccionario”.

f) Para grupos pequeños.
- Oración ante un icono.
- Letanía a la Virgen (cfr. Las que en este libro se presentan u otras que el mismo grupo cree.)

g)
- Vísperas de la Virgen, de acuerdo con la liturgia

NOTA: La proposición de una acción buena a realizar durante el día puede ser válida para todas las formas. Si hay celebración de la Eucaristía, conviene tener en cuenta que ésta destaca sobre toda otra forma devocional.

h) FORMA TRADICIONAL.

ORACION

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de cuantos han implorado vuestros favores haya sido abandonado de Vos. Animados por esta confianza, acudimos a Vos, ¡oh Madre, Vírgen de las vírgenes!, y aunque gimiendo bajo el peso de nuestros pecados, nos atrevemos a comparecer ante tu presencia soberana. No despreciéis nuestras súplicas, oh Madre del Verbo, antes bien, acogedlas favorablemente y escuchadlas. Amén.

PETICIONES

Lector: Madre mía amantísima,

Todos: en todos los instantes de mi vida, acordaos de mí, pecador.

Avemaría....

Lector: Acueducto de las divinas gracias,

Todos: concededme abundancia de gracias para llorar amargamente mis pecados.

Avemaría....

Lector: Reina de cielos y tierra

Todos: sed mi amparo y defensa en las tentaciones de mis enemigos.

Avemaría....

Lector: Inmaculada Virgen María,

Todos: alcanzadme de vuestro Santìsimo Hijo las gracias que necesito para mi salvación.

Avemaría....

Lector: Abogada y refugio de los pecadores.

Todos: asistidme en la hora de mi muerte y abridme las puertas del cielo.

Avemaría....

Fuente: educadormarista.com

Origen del Mes de Mayo o de las flores

« abril de 2021 »
L M M J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2
 

Próximamente...