Portada | Mapa del sitio | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enregistrer au format PDF | Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Samo 96 "Alegraos"


ALEGRAOS EN EL SEÑOR

Salmo 96

“El Señor reina, la tierra goza, se alegran las islas innumerables”

El gran mandamiento. ¡Alegraos!

Esencia y resumen de todos los demás mandamientos.

• Ama y adora, sé justo y amable, ayuda a los demás y haz el bien. En una palabra, alégrate y haz que los demás se alegren.

• Logra en tu vida y muestra en tu rostro la felicidad que viene de servir al Señor.

• Alégrate con toda tu alma en su servicio.

• Sé sincero en tu sonrisa y genuino en tu reír.

• Trae la alegría a tu vida y que ello sea señal y prueba de que estás a gusto con Dios y con su creación, con los hombres y la sociedad: en eso consiste la ley y los profetas.

• Alégrate de corazón. El Señor está contigo.

“Lo oye Sión y se alegra. Se regocijan las ciudades de Judá por tus sentencias, Señor”

Esa es la ley de Sión y la regla de Judá. Regocijaos y alegraos.

Con eso demostrareis que el Señor es vuestro Dios y vosotros sois su pueblo. Alegría en las personas y alegría en el grupo.

Ese es el camino de la virtud, el secreto de la fortaleza, la llamada a todos los hombres para que vengan y vean y reflexionen sobre la elección de Israel y el poder de su Dios. El poder de hacer que su pueblo se alegre.

• Necesito fe, Señor:

• necesito una visión larga y una paciencia duradera;

• necesito sentido del humor y ligereza de ánimo, y, sobre todo,

• necesito me asegures que a través de todas las pruebas de mi vida privada y de la historia de la humanidad, dentro de mí mismo, allí en el fondo de mi alma, estás tú con toda la fuerza de tu poder y la ternura de tu amor.

Con esa fe puedo, vivir, y con esa fe puedo sonreír.

El don de la alegría es la flor de tu gracia en la aridez de mi alma.

• Gracias por la alegría que me das, Señor;

• gracias por el valor de sonreír, el derecho a la esperanza, el privilegio de mirar al mundo y sentirme contento.

• Gracias por tu amor, por tu poder y por tu providencia, que son el fundamento inamovible de mi alegría diaria.

Alegraos conmigo, todos los que conocéis y amáis al Señor.

“Alegraos, justos, con el Señor, celebrad su santo nombre”.

Carlos G. Vallés sj. +

Samo 96 "Alegraos"

« octubre de 2021 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
 

Próximamente...