Portada | Mapa del sitio | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enregistrer au format PDF | Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Silencio... adviento


Súplica del silencio

Hola Jesús, me dispongo a vivir este tiempo de gracia que cada año me regalas. ¡Es ADVIENTO!

Qué bien se está aquí contigo: siento paz, tranquilidad…hasta puedo disfrutar del silencio. De ese silencio del que tanto huyo.

silencio Normalmente me quejo del ruido, y cuando, de repente, tengo un momento en el que no escucho nada, instintivamente me pongo música o hago cualquier cosa que me evada de mis pensamientos; muchas veces agobiantes, en ocasiones, con rencor, envidia o simplemente tristes…

Y es que hay tanto ruido en la calle... todos vamos de un lado a otro corriendo, dejando a la gente de lado y las cosas a medio hacer…trasladando este ruido a nuestro corazón, haciéndolo cada vez más insensible, convirtiéndolo en un corazón de piedra.

Y es que se me olvida que eres el Dios del silencio, que te manifiestas a los humildes, que eres un Dios que naciste en un pesebre y no en un palacio, que nos amas hasta la muerte, que tu trono es la Cruz…y es que me cuesta entender todo esto porque eres un Dios que me viene grande...

Tú nos hablas en lo profundo de nuestro corazón, en el silencio, en medio de nuestra miseria y del ruido del mundo, estás Tú, aguardando como en Belén, junto a tu Santísima Madre, para transformarnos en silencio y abrazarnos en nuestra debilidad encontrando la grandeza de tu Corazón.

Es entonces, en este encuentro contigo, que me doy cuenta que sólo podré encontrar la Vida, si me dejo amar por Ti. Si dejo que Tú seas el Rey de mi vida, podré ser como Tú, testigo de la verdad, testigo del Reino. Imitándote, siguiendo tus pasos, amando al que me persigue, consolando al que sufre, dando incluso la propia vida y perdonando hasta sangrar de dolor.

Mamá: escúchame. Ayúdame a guardar silencio, para guardar en mi corazón las Palabras de Dios como tú lo hiciste desde el anuncio del ángel. Solo así podré ser Hijo de Dios, y por ser tan buen Rey, por ser el Amor, quiero amarle cada un poco más.

Silencio... adviento

« diciembre de 2018 »
L M M J V S D
26 27 28 29 30 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6
 

Próximamente...