Portada | Mapa del sitio | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Enregistrer au format PDF | Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

Simplemente gracias


Toda mi esperanza la tengo puesta en Dios, pues aceptó atender mis ruegos.

Mi vida corría peligro, y él me libró de la muerte; me puso sobre una roca, me puso en lugar seguro.

Me enseñó un nuevo himno para cantarle alabanzas. Muchos, al ver esto, se sintieron conmovidos y confiaron en mi Dios.

Dios bendice a los que en él confían,

Mi Señor y Dios, me faltan palabras para contar los muchos planes y maravillas que has hecho en nuestro favor. Quisiera mencionarlos todos, pero me resulta imposible.

Tú no pides sacrificios a cambio de tu perdón; tan sólo nos pides obediencia. Por eso te he dicho: «Aquí me tienes». (sal 40)

Qué fácil es contigo. Qué fácil cuando te sientes acompañado. Que fácil cuando eres habitado por Otro. Qué fácil cuando sobran las palabras y es entonces cuando fluyen con mayor agilidad. Qué fácil sostener el silencio, el bullicio, la agitación y el consuelo. Qué fácil es contigo.

Gracias, Señor, solo Tú sabes lo que vivo. Gracias porque solo Tú, aunque no te perciba, estás presente. Gracias, Señor, porque solo Tú me haces capaz de reconocerte incluso en mis desconciertos. Gracias, Señor, porque solo tú me haces ubicarme en el templo que habitas. Gracias, Señor, porque solo Tú, aunque no me deje, sigues ahí, y me acompañas y guías. Gracias, Señor, solo Tú sabes que te quiero. (Lola Vegas)

Simplemente gracias

« diciembre de 2021 »
L M M J V S D
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2
 

Próximamente...