La formación espiritual de las aliadas