Si quieres, acude a tu corazón

Feb 5, 2020 | Cultura vocacional

5-Ener-O_sea_que_ya_sabes.png

Christus Vivit 287
«Para discernir la propia vocación, hay que reconocer que esa vocación es el llamado de un amigo: Jesús. A los amigos, si se les regala algo, se les regala lo mejor. Y eso mejor no necesariamente es lo más caro o difícil de conseguir, sino lo que uno sabe que al otro lo alegrará. Un amigo perci­be esto con tanta claridad que puede visualizar en su imaginación la sonrisa de su amigo cuando abra su regalo. Este discernimiento de amistad es el que propongo a los jóvenes como modelo si buscan encontrar cuál es la voluntad de Dios para sus vidas»

Publicaciones relacionadas

Virginidad consagrada 3

Virginidad consagrada 3

Muchos momentos de silencio y encuentro personal..., de escucha... , es el clima ideal para acoger este gran regalo, el milagro de la llamada... "El carisma de la virginidad es un don de Dios. Nadie puede pretender este estilo de vida si el Señor no le llama, pues...

Virginidad consagrada 2

Virginidad consagrada 2

"La vivencia equilibrada de la virginidad está en relación con la conciencia que se tiene de ser un don recibido gratuitamente, para compartirlo y ponerlo al servicio de los demás. La vida es un don recibido, que por su naturaleza tiende a hacerse don compartido,...

Virginidad consagrada 1

Virginidad consagrada 1

Comenzamos año, y con él nueva serie para los miércoles. ¡Todo un reto hablar de Virginidad en estos tiempos! Pues aquí estamos, de la mano de todos los que nos precedieron, y también de personas de nuestro tiempo, para alabar la belleza de esta llamada vocacional....