Desde el mundo rural

Ene 19, 2022 | Pastoral, Relatos entrañables

COMPARTE:

Desde el mundo rural

 

Espadañas y torres del desierto:

¿Por qué dobláis si no os responde nadie?

¿Por qué llamáis, si nadie comparece?

 

Cada día repican las campanas

de la espadaña del lugar vacío.

No acuden fieles, pero el sonar alegra.

 

El páramo recibe la llamada,

y los campos se despiertan al alba,

de gala a la luz amanecida.

 

Canta la creación, se esconde el gamo

corren el corzo y las alimañas,

acostumbrados a vivir la calle.

 

El invierno en tierra despoblada

se hace largo por frío y por ausencias

de aquellos que se fueron con nostalgia.

 

Las campanas esperan el festivo,

el retorno de quienes las volteen,

en memoria de todos los vecinos.

 

Duele el día que, a pesar de todo,

acuden los nativos solidarios,

para ofrecer la última plegaria,

 

por quienes quieren esperar la luz

en su tierra nativa tan querida,

y toquen sus campanas a clamores.

 

P. Ángel de Buenafuente

 

 

 

 

Entradas recientes